Blog Archive

Monday, June 29, 2015

Beta Techno Antonio Maeso

Un día tuve la mala suerte de golpear una piedra con mi rodilla y... las consecuencias llegaron hasta el punto de pensar en reconvertir una antigua Beta de trial que andaba por mi garaje y que apenas había usado, en una moto de las llamadas trial excursión, es decir, una moto de trial con un asiento elevado como el de cualquier moto, permitiendo así el pilotarla sentado.

Al principio no tenía ni asiento, pero entonces fue cuando mi amigo David Toscano (Gracias, David, una vez más) se acordó de que tenía uno sin usar de una antigua Yamaha yz 426 y tuvo a bien regalármelo. Una vez con el asiento, pues empecé a tomar medidas y ver como podría hacerlo. Lo primero era ver donde anclar el nuevo subchasis. Había dos puntos clave, cuales eran los tornillos del propio subchasis original por dejado del "asiento" de serie (subchasis que quedaría siempre en la moto) y los tornillos que sujetan el guardabarros en la parte más distan de este. Fabriqué un pequeño puente que cruzara entre ambos lados de la moto en los puntos mencionados, y tras ello empece a "levantar muro". Utilicé tubo cuadrado de 20 de aluminio, cómo no, porque era lo que tenía más a mano. No pensé mucho en ello en estos primeros estadios del proyecto ya que no sabía muy bien como terminaría.

 

Cuando empecé a buscar la posición del asiento sí que tuve que echarle bastante tiempo porque ya sabes como somos los pilotos, hasta que no encontramos el milímetro perfecto no paramos. El caso es que, en mi situación, lo que buscaba era una posición cómoda pero sobre todo que no fuera muy adelantada ni muy alta (mido 1.70), aunque tampoco baja porque no puedo doblar la pierna mucho y entonces tendría que adelantar todavía más la estribera derecha (de Dominator, gracias a taller Escaso), que, por cierto, también están modificadas como puedes ver en estas fotos.


Una vez encontrada la posición, se trataba de comprobar la resistencia del subchasis y nada mejor que unos cuantos wheelies para ver si aquello se doblaba por algún lado, cosa que no ocurrió. Normalmente estas estructuras se sueldan con tig para una bella apariencia, pero en mi caso que iba construyéndolo sobre la propia moto, me fue mucho más cómodo y practico usar la Mig doble pulsada que permite ir a gran velocidad y soldar en cualquier posición sin apena preparativos.

Una vez encontrada la posición, como digo, también fue momento de incluir la guía interior que serviría para que el asiento encajase como lo haría en su moto original, con lo cual conseguiría la máxima rigidez y seguridad de conducción.

Os puedo decir que la moto es ahora otra con esta modificación. Es cierto que no es una moto con una geometría de chasis pensada ni siquiera para ir a más de 60 por caminos, pero su ligereza y vivacidad hacen que incluso las excursiones a esa velocidad tomen un cariz de diversión total. La moto la uso para hace un trial light, es decir, salir a la montaña por senderos mas bien lentos es una gozada con esta moto en la ahora no te cansas nada y tienes la sensacion de poder llegar a donde sea.

Lo que pasa es que estas motos no están pensadas para excursiones y su tanque de gasolina es verdaderamente pequeño y del tamaño de un vespino, por ejemplo. Así que, por esa razón y porque claramente ahora quedaba un hueco debajo del asiento y dentro del subchasis que era apetitoso utilizar, así que pronto surgió la idea de realizar un tanque auxiliar que permitiera excursiones algo mas largas. Como quiera que estos proyectos no dan de comer, tuvieron que pasar unos meses hasta que recientemente pude empezar esta segunda fase. De nuevo, el diseño del tanque partió de tomar medidas sobre la misma moto y empezar a contar y soldar. No fue muy sencillo porque el tanque hace cierta forma curvada y hasta a Samsung le cuesta hacer las cosas así... El caso es que poco a poco fui fabricándolo. El tapón era un problema que solventé usando el mas sencillo que guamas a existido: uno de vespino. Así que mecanicé un casquillo y lo soldé a una boca que sobresale del tanque llegando a enrasar con el final del asiento pero sin perturbar al tapón original. Luego fue cuestión de soldar un grifo cuya tuerca era de aluminio y de una moto llamada... ¡Sí! ¡vespino! Que curiosidad que encontrara la solución del tapón y el grifo en la moto que marcó una época en España.

Bueno, el caso es que ahora la moto tiene dos tanques independientes con sus gritos y que van unidos en una T antes de llegar al carburador. Así que cuando de acabe uno, ya se que me queda el otro. Por cierto, al nuevo le caben exactamente 2 litros, lo cual prácticamente dobla la capacidad de la moto.

Lo he dicho antes pero la moto es muy ligera y muy estrecha, a pesar de todas las modificaciones. Decir que los estribos están adelantados por mejorar la postura (muy retrasados para Trial) y por razones personales de imposibilidad de mi pierna derecha.

Un piñón de 11 dientes comprado en Inglaterra y una bomba de embrague de monster (con la original se pegan los discos de embrague una barbaridad) dejan la moto lista para disfrutar de lo lindo ...cuando la vida me deje tiempo... Espero que os haya entretenido este artículo. Tengo otra "Cabra" por ahí para, cuando tenga tiempo, disfrutar haciendo un nuevo remake de esta historia la cual he disfrutado creando y ahora montando.

 

Antonio Maeso 2015

 

No comments:

Post a Comment

Estimado visitante de mi blog, Deja tu opinión o comentario para que todos podamos beneficiarnos de manera positiva y construir ideas enriquecidas de los temas tratados. Gracias de antemano.

VideoBar

This content is not yet available over encrypted connections.